dimarts, 1 d’abril de 2014

tODo eS cuEStióN dE aCtiTUd



 

Hoy se lo decía a L de Lesbiana. Me encanta descubrir joyitas ocultas. Mirar al rincón en el que nadie se fija. Rascar en superficies más por lo que desprenden que por lo que enseñan. Pisar las modas y nadar como un salmón. Quizás sea un mero gesto rebelde de autoexaltación de la propia individualidad. Aunque, en el fondo, haya otras que hagan lo mismo. Pero ésta es la mía, y es la que quiero vivir. Me ha extrañado la sala prácticamente vacía, en plena Fiesta del Cine. Pero supongo que es lo que tiene no comprar espacios al por mayor en medios de comunicación/propaganda masivos, o gritar en mamparas de bus o metro. Que pasas desapercibido. Y, sin embargo, quien viene a verte, es porqué realmente te encuentra interesante. Eso también me suena. Yo a veces también grito, porqué quizás todos lo hagamos, pero soy más de hacer la mía y pasar discretamente por un lado. Y que quien venga sea porqué me encuentre realmente interesante, y que haya un esfuerzo recíproco. Y es curioso, porqué cuando he gritado, he parecido llamar la atención. Y cuando he susurrado, nadie se fija en mi. Aunque lo de dentro sea exactamente lo mismo. Una demostración como cualquier otra de lo asquerosamente superficial, burguesa y vanidosa que es la gente a la hora de interrelacionarse con los demás. Y, mientras, el mundo se va llenando de millones de soledades y derivas vitales sin más rumbo que el de las urgencias de cada momento. Oh, boy. Oh, girl...



5 comentaris:

V.M. ha dit...

Yo suelo escuchar mejor si no me chillan... Además no soporto gritos! Mas vale pasar desapercebido!

Pio ha dit...

Con eso tengo sentimientos encontrados, me gusta pasar desapercibida pero por otro lado un grito a pleno pulmón sienta bien.

Es de las pocas veces que conozco lo que pones, es una pelí alemán, versión de otra!. Al actor lo conocí de una miniserie sobre la Segunda guerra mundial, que te recomiendo, Unsere Mütter, unseres Väter.

Cé. ha dit...

He de decir que de esta fiesta del cine ni me enteré, pero teniendo en cuenta las colas que había en la otra y que sólo las ponen entre semana me habría sido imposible ir. Y eso que tengo la peli de Wes Anderson con ganas enormes de verla.
Si lo piensas es lógico que si gritas te miren más que si susurras, pero, ¿es bueno que te miren? Todo depende.

hiro ha dit...

La mandra emocional i el poc esforç que posa alguna gent en les relacions personals apesta.
Com tu, mai he sigut de cridar, ni reclamar l'atenció dels altres. Si la gent fos menys egoista i es mirés menys el melic, serien capaços d'escoltar més als altres.
Volia apuntar-me a la Festa del Cine però aquests dies no m'anaven bé :(
Tinc moltes ganes de veure aquesta peli! :D

dEsoRdeN ha dit...

Sí, los gritos suelen ser signo de incivismo y mala educación, V.M.... aunque a veces es necesario dar alguno!

Sí, la naturaleza humana es contradictoria por definición, Pio! Sí, y la peli está chula! (aunque desconocía que fuera un remake. Has visto la original?)

Oye, pues fue curioso, Cé, porqué a la sala que fui no tuve que hacer nada de cola (y me temía que sí por la otra vez, aunque la anterior era un cine más céntrico). La de Wes Anderson tiene buena pinta. Y volvemos a lo mismo: tooooodooo es taaaan relativoooo... ;D

jaja! Ni jo ho hauria expressat millor, hiro! ;D Em temo que ens eduquen (o com a mínim, els valors que ens entren per tot arreu a través dels mil i un mijans de comunicació/propaganda massius) emmirallats en models egoïstes i vanidosos (futbolistes, actors, etc). Peli recomenable!