dilluns, 14 de gener de 2013

aNOtheR dAy





Ha llegado el maldito frío, acompañado de lluvia y un día asquerosamente gris. No, no me vale que ya tocara. Eso me da igual. Odio el frío y la lluvia con todas mis fuerzas, y poco me importa que sea enero en un clima suave como el de diSoRdErLand. Tras más de un año buscando, por fin encontré, y completamente de casualidad, las botas de agua de caña corta que buscaba. La verdad es que con el pantalón por encima parecen botas militares. La escapada a Ikea para distraer la mente también fue productiva, y como siempre pasa, acabé comprando más cosas de las que tenía en mente. Pero todo cosas útiles y baratas, así que bien hecho está. Y estamos dándole vueltas a una escapada de carnavales: Tenerife, Gran Canaria o Cadiz son las candidatas, y todo andará en función de precios y de ambiente, teniendo en cuenta que sólo podemos ir entre semana. Intentos por que la vida siga con normalidad, y dejar atrás días de almas encogidas y exámenes emocionales...

...duele tanto ver con dolor a los que más quieres, que no puedo ni imaginarme lo que debe ser perderlos. Sí, ya sé que quizás son pensamientos algo funestos, pero desde pequeño he tenido cierta predisposición a este tipo de imaginaciones negativas. Y me da un miedo terrible llegar a pensar que algún día me quede sin ellos. Dudo que pueda aguantar un dolor así. Y aunque intento huir de este tipo de pensamientos, van y vienen de manera aleatoria. Pocas cosas me producen más terror que el 'Nunca más'. Por eso, cuando pasan cosas así, me entran unas ganas terribles de vivir como si no hubiera mañana. Porque nunca se sabe. Y la vida es muy perra, eso no es ningún secreto.




9 comentaris:

V.M. ha dit...

El frío realmente me encanta, pero la lluvia fastidia muchísimo!
Ya te había dicho que incluyeras Brasil a tu lista de opciones para carnaval, además allí si que hace calor!
Normal que te sientas así, con este tipo de pensamientos. La muerte de alguien cercano siempre nos toca y nos hace pensar en como sería cuando... Es una mierda... Pero en algunos días las cosas volven al normal

V.M. ha dit...

Perdona... En algunos días las cosas vuelven al normal y esos pensamientos son disimulados entre otros... Siempre hay un "another day".

Tequila ha dit...

Sin embargo, yo estaba deseando que llegara el frío. La vida sin los seres queridos, creo que es irremediable llegado el día... lo bueno es que vemos que todo el mundo sabe sobre llevarlo.

Besos!

Ses ha dit...

Pues sí que te sienta bien a ti el frío, un poco de alegría!!!

Pio ha dit...

Mira que el frío es necesario, pero que puñetero...

Creo que ese dolor es el peor de todos y el que no se va nunca, se lleva como tatuado. Vivir sin una meta...

Besotes

Cé. ha dit...

Odio el frío con todas mis fuerzas, ya lo sabes. Ojalá no existiera nunca. Eso que te pasa con Ikea, le pasa a mi madre también. Cuando fuimos a comprar cosas para el piso era horrible. De repente le encontraba utilidad a todo y quería comprarme de todo. A mi me pasa en una tienda que se llama tiger y tiene cosas muy cuquis y baratas.
Respecto al dolor, por suerte o por desgracia, siempre se puede soportar. No tenemos límites. Estamos diseñados así.

Campanilla ha dit...

Para mi no hay nada como un día lluvioso, una buena peli y enredarme en mantas hasta que solo asoma la nariz. A veces no es tan malo dejarte ir en pensamientos y tocar el fondo, para subir con más impulso, a mi al menos me sirve.
Una taza de helado (aunque sea frio me encanta en invierno)una coca de patata con mucho azúcar y a ver quien es el guapo que con ese subidón de azúcar no disfruta el día lluvioso.

Aunque lo bueno de los días malos.....es que estos también se acaban.

Besitos y lo siento...

hiro ha dit...

Jo també tinc una por terrible a perdre la gent que estimo. Només d'imaginar-ho, sento un dolor que m'ofega.
Ja saps que compartim fòbies i odis.
Tot i que detesto la pluja sento una debilitat estranya per les botes d'aigua, m'encanten! paradoxes que no pretenc entendre...
Procuro no visitar gaire un Ikea o un Decathlon, no sé que tenen que m'inviten a comprar irracionalment.
Ara, el que no comparteixo amb tu són les ganes de Carnaval, és una festa que detesto enormement.

Petons vitalistes!

dEsoRdeN ha dit...

¿Te encanta el frío y vives en Brasil, V.M.? ¿Eso cómo se come? ;P Show must go on, que decían aquellos...

No, Tequila! Que llegue primavera ya, por favor! De verdad que me veo absolutamente incapaz de asumir un dolor así. Creo que me daría algo o me volvería loco (más)

El frío me genera ODIO en nivel máximo, Ses...

¿El frío necesario, Pío? ¿Para qué? Quita, quita! (buf! no quiero ni pensarlo)

Agree, Cé. Oh! Qué curioso: una amiga de Madrid estaba comentando hoy algo precisamente sobre esa tienda. No tengo demasiado clara esa teoría sobre el dolor, sinceramente...

Sí, claro, campanilla, eso a mi también me gusta, pero es algo tramposo: lluvia seca no es lluvia. Yo odio la lluvia con todas mis fuerzas, porqué no deja hacer las cosas con normalidad, y encima me constipa. Yo también como helados en invierno, aunque me quedo con mis crussancitos de chocolate :) (gracias)

Sí, hi estic convençut que aquest ofec seria completament insoportable, hiro. Potser perquè et retrotrauen a la infantesa? :) La veritat és que mai celebro carbestoltes ni em disfresso, però qualsevol excusa em sembla bona per anar de viatge i fer una mica de gresca i xerinola... :P