dimarts, 22 de gener de 2019

ViViR eN Un fAdO




Últimamente voy tan de culo que no tengo tiempo ni de escribir un poco por aquí. Este martes empieza una nueva aventura que nos tiene muy excitados y ocupados, y en ello estamos. Es uno de los principales titulares de este inicio de año. Estuve en Lisboa unos días, y aproveché para desconectar todo lo que pude y (re)conocer una ciudad a la que había ido de pequeño con mis padres. Como no la recordaba apenas, fue como ir por primera vez. Me gustó. Leí a Pessoa, fui a ver un partido del Benfica, pateé arriba y abajo la Alfama, el Chiado o el Bairro Alto, me escapé un día a Sintra, comí arroz con bacalao, pulpo, etc. y compré un par de CDs de Amalia Rodrigues para regalarle a mis padres y a Mrs. Bizarre. Me faltó ir a un concierto, pero no había nada que me llamara la atención los días que estuve (y me negué a ir a un show de fado, por miedo a que fuera un tablao flamenco para guiris). Le llevé una botella de Ginja a R-Ojos-Claros, y me compré otra para mi. Me había regalado el vinilo del 'Revolver' de los Beatles para reyes, y le correspondí con un libro sobre la escena musical neoyorquina de principios de siglo XXI. Nos hemos dejado una pasta en las dos últimas cenas que hemos hecho juntos, pero pocos placeres comparables a la comida.

Tal y como decíamos con Mrs. Bizarre hace unos días, últimamente me aburro cuando salgo de noche. Es todo una rutina. Siempre vamos a los mismos 4 sitios decentes que quedan en esta ciudad decadente, y la verdad es que me lo paso mejor cuando vamos a cenar o a tomar algo juntos los dos, y charlamos de lo humano y lo divino y nos acompañamos mútuamente a nuestras respectivas casas. La lástima es que no suba nunca ni me invite a subir a mi. Eso es lo que realmente me apetecería, pero sigue el bloqueo. Lo llevo bien, salvo momentos puntuales, pero parece que con el tiempo uno aprenda (qué remedio...) a resignarse a perder siempre. O mejor dicho, me niego a aceptarlo, pero me acostumbro a llevarlo. En uno de los audios que nos hemos intercambiado hoy, ha habido un momento que ha hecho referencia a algo así como "nuestra amistad", o algo similar, y ha sido como una puñalada involuntaria e inconsciente. Las etiquetas simplifican la realidad y le restan matices, pero pueden llegar a ser crueles e injustas. Y pueden llegar a escocer.

No sé si será por esta historia incompleta (como todas las demás) o por el maldito frío, pero tengo la líbido dormida. O quizás tengo el deseo tan focalizado que me importa una mierda todo lo demás. O todas las demás. Creo que debería hacer el esfuerzo de desatascarme. Sí, me parece que estoy algo colapsado emocionalmente. Como aturdido, apático, fatigado... necesito calor. Solar y humano. Por suerte, estoy bastante distraído, pero eso no puede esconder que me siento cansado. Quizás debería empezar a pensar en las vacaciones, por buscarle un estímulo al medio plazo.

Muchas otras rutinas: dentista, oftalmólogo, la tarjeta que hace meses que espero que me tramiten... toda la mierda del día a día con la que nos ocupan para que no pensemos en las cosas realmente importantes. Me da arcadas el país en el que vivimos. Y gran parte de la gente que me rodea. Estando en Lisboa tuvimos un pollo con una tercera persona de un proyecto a tres en el que yo tiro del carro, una segunda también muestra interés y tiene iniciativas, y una tercera es una rémora que se aprovecha de nuestro trabajo. No hace falta decir quién fue la que lió el pollo, y tuvo las santas narices de exigirnos cosas a los otros dos. Y no hace falta decir tampoco que le contesté con una tormenta de argumentos que la dejó temblando y sin respuesta. Hace casi dos semanas y no hemos vuelto a saber de ella. El ser humano merece la extinción. Siento francamente vergüenza de pertenecer a esta especie.



4 comentaris:

Laura ha dit...

Cuando estuve en Lisboa hice el mismo recorrido que tu...mas o menos, yo no me salté el fado, que aunque no me gusta tenia que verlo. La realidad es que me pareció muy bonito (pero no se lo digas a nadie que luego todo se sabe) ;)
Petons guapu!

begusa ha dit...


me encanta Lisboa, Amalia y desconectar.
ganas de preparar viaje, tengo.

(hace tiempo que no salgo de noche. al menos regularmente. respiro mejor. no sé, igual me he hecho mayor)

dEsoRdeN ha dit...

Cosas del turismo global, Laura... :) Pues a mi el fado me parece preciosamente triste. Debo estar haciéndome mayor

Amalia ha sido un gran descubrimiento (Lisboa más bien un re-descubrimiento, porqué de pequeño había ido con mis padres, pero no la recordaba). La noche y salir me encantan, pero últimamente disfruto más con una buena conversación que con los bailes de después

Dr Purva Pius ha dit...

Hello Everybody,
My name is Mrs Sharon Sim. I live in Singapore and i am a happy woman today? and i told my self that any lender that rescue my family from our poor situation, i will refer any person that is looking for loan to him, he gave me happiness to me and my family, i was in need of a loan of $250,000.00 to start my life all over as i am a single mother with 3 kids I met this honest and GOD fearing man loan lender that help me with a loan of $250,000.00 SG. Dollar, he is a GOD fearing man, if you are in need of loan and you will pay back the loan please contact him tell him that is Mrs Sharon, that refer you to him. contact Dr Purva Pius, call/whats-App Contact Number +918929509036 via email:(urgentloan22@gmail.com) Thank you.