divendres, 11 de novembre de 2016

TiMe mAChiNe




Pues al final, el día ha llegado antes de lo que esperaba. Sí, casi mejor así, para no darle tantas vueltas e intentar que todo pase rápido. No me da miedo, aunque siempre infunda respeto. Tendré que decírselo a mis padres, aunque esperaré a verles la próxima semana, para evitar sufrimientos inútiles. Tengo ganas de que pasen un par de semanitas, y que todo vuelva a la normalidad. Volverá, porqué lo sé. Pero es de esas cosas que necesitas quitarte de encima para intentar seguir adelante. Cosas que te hacen más fuerte, y te ayudan a relativizar la mierda diaria. Y es que no es más que eso: mierda, tonterías sin importancia que convertimos en grandes montañas, quizás para hacernos creer que afrentamos grandes retos y darle pompa a nuestras vidas vacías e inocuas. Creo que esta debería ser una gran oportunidad para dar un paso más en el proceso de deshinibición ante la autorepresión inconsciente. Sí, creo que sería hora de hablar claramente con algunas personas. Ahora tengo sueño, y me gustaría despertar a finales de mes, y que todo haya pasado ya.



4 comentaris:

hiro ha dit...

Estàs bé?? espero que no sigui res greu i que tot passi ràpid.

Ànims i força! :)

Paola Vaggio ha dit...

Me dejas preocupada.

Pio ha dit...

Ay! qué te ha pasado? me dejas mosca.

dEsoRdeN ha dit...

Lo peor ya ha pasado. Y hace falta mucha mierda para acabar con dEsoRdeN... ;P