divendres, 6 de maig de 2016

yO y TodO Lo deMÁs




Supongo que la clave de todo está en rodearte de la gente correcta. La que te permite expresarte tal como eres. La que te incita a sacar lo mejor de ti. La que te estimula. La que valora tus diferencias y singularidades, y te anima a exhibirlas y a explotarlas. La que te enseña cosas. La que te escucha con atención cuando eres tú el que le explica lo que sabes, o te parece saber. La que te hace entrar un hambre voraz de vida. La que te te hace creer que tus locuras no lo son, ni mucho menos, por mucha enajenación mental que comporten. La que no te hunde en su gris mediocridad, intentando agarrarte del brazo para que te hundas con ellos. La que te hace reflexionar sobre ti y tus flaquezas y miserias, destapando tus vacíos para que aprendas a taparlos. La que te recomienda tal disco, o tal peli, o tal libro, que a lo mejor te haga cambiar tu manera de ver las cosas. La que te hace ver su manera de ver la vida, distinta a la tuya, y te recuerda que hay mil cristales por donde mirar la realidad. La que comparte contigo conversaciones de madrugada que te hacen filosofar sobre la vida, y te llevan a pensar cosas de ti y de tu pasado que ahora pintan tu presente imperfecto. La que te hace recordar tal o aquella otra canción con la que revivir tantos momentos de vida dEsoRdeNada...



2 comentaris:

Paola Vaggio ha dit...

Estoy de acuerdo. La que te enseña que hay distintas formas de ver una misma cuestión... Pero al final, todos buscamos lo mismo, en esencia, verdad? (dime que sí, dime que sí :P) jajaja

dEsoRdeN ha dit...

mmm... creo que sí que acabamos buscando lo mismo, aunque sea con distintos envoltorios y modalidades... (es por no darte completamente la razón... ;D)