dijous, 19 de juny de 2014

cUAndO tOdO pAReCe qUe MaRChA MaL, tEn eN CueNtA QuE PUedE SeR quE SóLo Lo PAreZca



Whatsapp, Euribor, Sonar, virus estomacales, más fruta que chocolate, más médicos que un jubilado, 14 meses sin jugar a fútbol, apatía total hacia el género femenino, ahorros a la mierda, vacaciones a la mierda... la vida es realmente caprichosa, y nunca te atrevas a decir de este agua no beberé, porqué hay 1000 millones de circunstancias que uno no puede llegar a imaginar, ni a controlar. No hay principios que valgan, ni orgullo que aguante, por mucho que escueza, y por muchas terribles batallas internas que tengas que lidiar. Y todo puede pasar en cuestión de días, semanas a lo sumo. Y cómo llega uno a valorar y apreciar la normalidad cuando ésta desaparece, y todo parece derrumbarse casi sin darte cuenta. Y cuando te encuentras con la cruda realidad humana y todas sus bajezas, parece que te obliguen a hacerte mayor de golpe. Te roban la sonrisa, te agrian el carácter y te inyectan la desconfianza por vena. Y las ganas de venganza. Por supuesto, todo eso es algo instintivo, una reacción inmediata que hay que saber torear y gestionar, pues no habría mayor derrota que caer en ese pozo. La sonrisa es la mayor de las rebeliones posibles. Y por mucha mediocridad con la que te quieran enterrar, intentar ser positivo es la mejor manera de mearte en la cara de quien quiere meterte mano. ¿Qué es peor? ¿Un aprovechado, o un mentiroso? Un aprovechado mentiroso, sin duda. Pero actuar contrariamente a lo que se debían pensar puede ser la mejor de las redenciones. Si yo me jodo, tú te jodes, porqué no pienso dejar que te salgas con la tuya y te vayas de rositas. No hay ganadores, sólo perdedores, pero es cuestión de asumir la nueva realidad, adaptarte, y volver a sacar la sonrisa del cajón. 

Y a todo esto, hoy pensaba que me encanta estar en el diSoRdEr Palace. Ya hace un tiempo que no puedo evitar sentir que el tiempo pasa, y que he entrado en una nueva fase vital. Sin perder la esencia, pero supongo que poco a poco la perspectiva va cambiando, y el escepticismo aumenta, y hay que aprender a relativizarlo todo. Nada es para siempre, y todo es para nunca. Me he dejado muchas ganas por el camino que espero ir recuperando cuando todo vuelva a su cauce. Poco a poco. Dejarse ir, sí; irse dejando, no. Me aburre la gente, o quizás me aburra yo. He empezado a ver 'Mad Men', a pesar de los problemas subtitulares. Y van saliendo planes, sí, pero cada vez me da más pereza todo. Ay, si no fuera por los flotadores sonoros...



Y a todo esto, el viernes pasado, el disco del que saqué mi nombre cumplió... 20 años. Y todavía os extrañaréis de que me preocupe el paso del tiempo...




4 comentaris:

hiro ha dit...

Un amic, que ho ha tingut sempre molt fotut a la vida, em va dir que davant les adversitats, la mala gent, i les putades que ens facin, no hem de perdre mai el més revolucionari que tenim: la alegria i el somriure.
Veig que tu també ho entens així i m'alegra :)

Aquesta sensació de "fin de ciclo" vital també l'estic tenint. Deu ser cosa dels trentaitants més altres coses...

Molt bona -i trista- la frase-imatge que il·lustra el post.

Pd: que tal Mad Men? fa temps que la vull començar però em fa mandra

V.M. ha dit...

He empezado a ver Mad man, pero al final no me enganchó, no sé porqué...
La canción de los planetas suena bien, pero yo tengo una dificultad tremenda en entender el que dicen en sus canciones... simplemente no logro entender las palabras...
Un besote, dEsoRdeN!

Cé. ha dit...

Empiezas Mad Men pero dejas True blood abandonado. Muy mal, querido amigo.
Épocas buenas y épocas malas hay siempre, ya lo sabes. Se trata de saber llevarse a uno mismo de la mejor manera posible.

dEsoRdeN ha dit...

Sàvies i valentes paraules del teu amic, hiro. Tot i que a vegades es fa difícil la rebel·lió. Què ens està passant? hauran llençat pols de negativitat a l'aire? Doncs de moment m'he quedat als 2 primers capítols, sóc poc constant... :S

Yo de momento llevo un par de capítuos, V.M. A ver si no desisto. Jeje, a todo el mundo le cuesta entender lo que canta J, pero una vez lo haces, engancha.

No soy muy constatnte para estas cosas, Cé, ya sabes que funciono a rachas de entusiasmo que se va diluyendo poco a poco. Ya, pero a veces uno mismo acaba siendo su peor enemigo...

mordiscos agrios