dilluns, 30 de juliol de 2012

TeNSionEs dENtRo-fUerA





Desde las noticias del viernes, casi no he desconectado del puto trabajo. Y me quedan 4 días de vacaciones. Mierda. Me noto muy tenso últimamente, y ni las vacaciones me han ayudado a rebajar el chup-chup. Cuando se me acentúa la vena femenina, no me soporto. Me gusto más simple y despreocupado. Pensar demasiado es un cáncer. Lo importante es sentir. Me gustaría extirparme el orgullo. Y dejar de regalarme tanto a veces. La noche del viernes moló: festival musical en la ceremonia de Londres + fiesta improvisada que acabó en festival. A pesar del puto aire acondicionado de ese local que no soporto y al que siempre juro no volver. Mi voz se debió quedar en alguna maldita rejilla de homicidio permitido bajo cero. A cambio, una orgía de virus con descendencia en forma de tos. No soporto estar acatarrado, pero menos en verano. Seguramente no vuelva a ver a la chica del vestidito negro, por culpa de mi mala memoria o de un facebook fingido. Tanto monta, monta tanto. Debería controlar mis descontroles. Eterno pecado que no logro domesticar, por mucho que sea consciente y me diga a mi mismo que no me puede volver a pasar. Benditos prontos a veces, malditos otras tantas. Sábado de resaca, calabazas a L de Lesbiana. 1-3 final en el marcador de la semana. Me está encantando 'Submarino'. Oliver Tate tiene algo de Holden Caulfield, y un cinismo y mala leche muy divertidos. Y, tras muchos intentos, esfuerzos y fracasos, a pesar de la voz de Pucho, y aunque buena parte de su mérito sea copiar bien a Radiohead, por fin le estoy encontrando la gracia a Vetusta Morla. Para ser más preciso, diría que 'Un Día En El Mundo' me está empezando a enganchar...





divendres, 27 de juliol de 2012

cAoS y dEsoRdeN





Acabo la noche con un balance de dos cambios de planes, unas calabazas, un contrato renovado y un bolso robado. Así, a grandes rasgos. De hecho, el día ya ha empezado con otro cambio de planes, con una comida que al final no se ha podido hacer. Tras la tarde en la playa, unas cuantas llamadas perdidas eran claro reflejo de que había novedades laborales, pero lo que nunca habría imaginado es que nos iban a hacer fijos a todos. Todavía flipo y sigo sin entenderlo del todo. Y, sinceramente, creo que hay gato encerrado. Sea como sea, paso a tener contrato indefinido, aunque eso no signifique demasiado en estos tiempos de precariedad, en que es tan fácil y barato despedir empleados, por muchos años que lleves en la empresa. Pero en fin, supongo que tengo que estar contento...

La cena que tenía prevista también se ha aplazado (llevo una semanita maja con los putos cambios de planes. Ya verás como, cuando la semana que viene se me acaben las vacaciones, todo el mundo querrá quedar. Manda huevos...). He quedado con L de Lesbiana y una amiga común para después de cenar, y también con compañeros de curro con los que comentar la jugada. L de Lesbiana me ha acabado dando las terceras calabazas de esta semana, así que me he ido a hacer unas copas con la otra gente. Que si jiji, que si jaja, que si celebrar la buena nueva, y en esto que las dos chicas se van a fumar mientras Colega Malafolla y yo nos quedamos charlando en el bar. Y cuando vuelven las chicas, una nos pregunta que dónde está el bolso. ¿El bolso? ¿Qué bolso? Pero sí, resulta que, delante de nuestras narices, sin darnos cuenta ni tener la mínima sospecha de nada ni nadie, parece que había un bolso que alguien le ha robado. Si he flipado con lo de la renovación, flipo el doble con esto. ¿Quién cojones ha sido y cómo narices lo ha hecho, si hemos estado allí los dos en todo momento? Como diría aquél, profesional, muy profesional, la madre que los parió. Así que la noche ha acabado con denuncia a la policía, anular tarjetas, y dar vueltas en las calles de alrededor para ver si encontrábamos el bolso tirado. Obviamente, no ha habido suerte. Y la pregunta que me hago yo ahora es la siguiente: ¿todo este caos que me persigue un día y otro, sólo me pasa a mi, o los demás simplemente no lo explican...?







dijous, 26 de juliol de 2012

diSoRderLand '92. yA hAN paSadO 20 pUToS aÑoS!





Hoy hace 20 años, yo era menor de edad. Tenía un cacao mental incluso mayor que el que pueda tener ahora. Estudiaba, tenía muchísimas inseguridades, y me masturbaba con la frecuencia habitual en estas edades con revistas robadas en los quioscos, imaginando cómo sería el primer día de compartir sexo hasta el final con una chica. Mi conocimiento musical era más bien pobre, y al contrario de lo que me pasa 20 años después, mi mecanismo entonces era obsesionarme con un solo artista y escuchar sus discos sin parar. Ya había pasado mi época Mecano, mi época Héroes del Silencio, mi época U2, y por aquél entonces, o debía estar todavía en plena obsesión erótico-musical con Madonna, o quizás ya podía estar empezando mi época Roxette. Aunque no me faltaba demasiado para descubrir a Nirvana, The Doors, Sex Pistols y Velvet Underground, grupos que me iban a abrir las puertas del paraíso en un futuro próximo.

Hace 20 años diSoRderLand era muy distinta a la ciudad que es hoy. Mucho más sencilla, inocente y fea, pero sin tantas estúpidas obsesiones por la estética y el glamour. Todavía se podía jugar a fútbol en muchas calles sin arriesgarte a que te atropellase un coche, camión o bicicleta. Para quedar con tus amigos te llamabas al teléfono fijo de casa, y si no les encontrabas te regías por rutinas por las que tú ya sabías que, si era viernes, a las 23h habría alguien en el bar de encuentro habitual. Pero ante todo, esta era una ciudad más pequeña, insegura de sí misma, y más pensada para sus ciudadanos. Seguramente ninguno de nosotros se había planteado que nos fuéramos a convertir en un punto de referencia mundial hasta que llegaron los Juegos Olímpicos. Pero el día que el franquista de Samaranch dijo aquello de "A la ville de... Barcelona", todo empezó a cambiar de manera vertiginosa.

Recuerdo perfectamente ese momento del 17 de octubre de 1986. Yo estaba comiendo en casa de unos amigos del cole, porqué en la escuela no debía haber servicio de comedor y mis padres les pagaban a los padres de mis amigos para que se hicieran cargo de mi manutención mientras ellos trabajaban. En cuanto el franquista de Samaranch pronunció aquellas palabras, a todos nos invadió una alegría inmensa, aunque seguramente ni nos enterábamos exactamente de lo que estaba pasando y lo que significaba organizar unas Olimpiadas. Empezaron a oírse petardos y cláxons por las ventanas, y la gente por la calle sonreía, gritaba y se abrazaba. Personas de todo tipo y condición se unieron, desde aquél día, por un objetivo común. La ciudad empezó a cambiar vertiginosamente, y todo el mundo tenía en mente aportar su granito de arena. Sinceramente, creo que al principio el objetivo era no hacer el ridículo ante todo el planeta; pero cuando acabaron los Juegos, el chute de autoestima que nos dio a todos ese acontecimiento que cambió para siempre la vida de esta ciudad nos hizo darnos cuenta de que habíamos hecho los que, al menos hasta ese momento, eran los mejores Juegos de la historia.

Y empezamos a valorar nuestro potencial, y a creer en nosotros mismos. Y empezamos a darnos cuenta de que los turistas elegían cada vez más y más diSoRderLand como destino turístico, primero, y como lugar de residencia, después. Al principio molaba, hasta que todo se empezó a salir de madre, las hordas de turistas nos invadieron 365 días al año, y los putos especuladores y políticos se hicieron de oro a base de vender casas a guiris a precios de sus potentados países, obligando a los ciudadanos de aquí de toda la vida a irse a vivir al extrarradio, donde alquileres y/o hipotecas pudieran pagarse en cómodos plazos a 30 o 40 años vista.

Sea como sea, y volviendo al punto inicial, ahora hace 20 años, la ciudad brilló como nunca. Había un ambientazo precioso, entre la gente de aquí que se esforzaba por colaborar desinteresadamente en los Juegos, y la gente de todo el mundo que venía a disfrutar de ellos. Muchos amigos míos trabajaron aquellos días de voluntarios durante las pruebas o incluso en la ceremonia inaugural. Pero justo hoy hace 20 años, mientras se celebraba la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona '92, mis padres y yo cogíamos un barco hacia Mallorca. Mis padres, con la sensación liberadora de escapar de la locura que se vivía en la ciudad en aquellos días. Y yo, con la rabia y la impotencia de sentir que me estaban robando los días más mágicos de la historia de esta diSoRderLand que tanto amo...







dimarts, 24 de juliol de 2012

nO pLAnS iS ThE bESt PlaN




Los planes están para torcerse. No hay quorum, no hay domingo de playa y amigos. Si E-Platónica comete la imprudencia de escribirme un sms por la mañana para quedar, corre el riesgo de que cuando me despierte y encienda el móvil, su autocar al pueblo esté a punto de salir. No me ha contestado mi sms, y no sé si se habrá picado, pero a veces parece que no me conozca. Lástima, porqué me apetecía verla. Si quedas para los Nasty Mondays con gente que ha trabajado y vive fuera de la ciudad, es muy posible que se apalanquen en el sofá después de cenar y te digan de cambiarlos por unos Crappy Tuesdays. En fin, qué se le va a hacer. Esperemos que mañana L de Lesbiana y A Tiracañas (bueno, no le gusta que le llamen así, pero a mi me hace gracia el mote) no se vuelvan a rajar, porqué me apetecía salir (sí, es verdad, a mi casi siempre me apetece). Nada como quedar con uno mismo, porqué siempre coincides en lo que te apetece hacer realmente en ese momento...






dilluns, 23 de juliol de 2012

eL mEu PaíS eS cReMa







Está siendo una noche de sentimientos extremos, enganchado a la radio, la TV o internet. Primero, muchísima pena y rabia. Por los incendios en sí, por la gente que ha muerto o está herida grave, y por los que habrán perdido bienes y recuerdos. Rabia también si se confirma lo que están empezando a decir las autoridades, respecto a la posibilidad que todo haya empezado por una puta colilla lanzada desde el coche de algún subnormal. Y también por la belleza y valor natural de la zona, en la que estuve hace sólo 2 semanas disfrutando de mis primeros días de vacaciones, y donde tenía que haber estado este mismo domingo fatídico, si no hubiera fallado ayer a última hora el quorum para subir con unos amigos...

Por otra parte, me siento orgulloso. Orgulloso de los bomberos que se están dejando la vida olvidando por completo los recortes y la precaria situación laboral perpetradas por los políticos inútiles que nos gobiernan. Muchos de los que ahora luchan contra el fuego incluso estaban de vacaciones. Lo mismo para los periodistas que estaban de domingo o de vacaciones, y han ido rápidamente a sus puestos de trabajo para informar a la gente de lo que estaba pasando, función principal y fundamental de esta profesión. Orgulloso también de los voluntarios que están ayudando, en la medida de sus posibilidades, a esa lucha para controlar los incendios. Y muy orgulloso también de la generosidad y solidaridad desencadenada de manera espontánea a través de las redes sociales, con gente de la calle ofreciendo ayuda, tractores para hacer cortafuegos o camas para acoger a la gente desalojada de sus hogares. Y precisamente también a través de las redes sociales me ha entrado muy mala leche...

...mala leche por los mensajes de subnormales e hijos de puta integrales, que se ríen de que Catalunya esté ardiendo. Mala leche por los mensajes de subnormales e hijos de puta integrales, que insultan a los que nos comunicamos en NUESTRA LENGUA MATERNA intentando poner nuestro pequeño granito de arena desde casa, aprovechando las posibilidades y la potencia de las redes sociales. Mala leche por subnormales e hijos de puta integrales que dirigen diarios de tirada estatal, para más inri nacidos en mi tierra, y que ignoran en sus portadas la información de algo tan gordo para seguir haciendo demagogia política digna del mejor regimen fascista. Y en definitiva, mala leche por los subnormales e hijos de puta integrales que siguen poniendo demagogias, odios y rencores estúpidos por delante de humanidad, solidaridad y empatía. 

No hay duda de que el ser humano parece condenado a vivir en los extremos: puede ser maravilloso, pero también vomitivo. Con lo fácil que sería todo con sentido común y buena predisposición...



*(hoy no hay música que valga)



dissabte, 21 de juliol de 2012

LaZy sATuRdAyS




Noches eternas, días dormidos. Me encantan estas jornadas de hacer el perro en casa, con tu única compañía y la música o el silencio de fondo. De pasar más rato en horizontal que en vertical. De dejar morir las horas y regocijarse en su desfallecimiento. Con las pilas a punto de morir, los músculos cansados, y la sensación de zombie semivegetal. De ver la luz del sol a través de la cortina naranja translúcida de mi cuarto. De hacer rutas turísticas habitación-ducha-cocina-habitación. De darle vacaciones al móvil, y ni tan siquiera abrir la puerta de la calle, ni tener intención de hacerlo...

Al final hubo milagro. Un estado de facebook y 51 comentarios después, la montamos gorda en cuestión de minutos. Nada como la empatía de almas solitarias en viernes noche. Las noches improvisadas son siempre las mejores. Y mejores aún cuando mezclas gente de distintos ámbitos de tu vida que ni tan siquiera se conocen. Me encanta tener la sensación de liante. De haber intervenido y modificado en positivo la vida de algunas personas durante unas horas. De haber convertido la noche solitaria de un viernes de 4 personas que pudieron ser 6 en un homenaje improvisado a la vida y el instinto. En cierta manera, no deja de ser un acto creativo similar al del artista que convierte una hoja en blanco o un lienzo por estrenar en una obra de arte, sea mejor o peor. Me encantó también que L de Lesbiana se presentase sin esperarla, y luego el único de los presentes que la conoce me dijese que le pidió no decirme nada, para darme la sorpresa. Me gustó volver a ver a personas que hacía tiempo que no veía, y volver a compartir bailes y sudores en uno de los templos dEsoRdeNados por excelencia. Y me chifla también que L de Lesbiana proponga un Nasty Mondays justo para este lunes en que teóricamente he quedado con E-Platónica. Las situaciones de lío, caos y dEsoRdeN me gustan por mi propia naturaleza, qué queréis que os diga...

Todo esto hace verano. Como también que al fin haya inaugurado mis sesiones vespertinas de lectura en el balcón a la fresca. Al final opté por 'Que Empiece La Fiesta', de Niccolò Ammaniti. Lo había empezado el verano pasado, pero me quedé encallado en la página 36. Ayer me devoré 99. No descarto acabármelo antes de que acabe el fin de semana. Hoy dudo que salga. Tengo sueño, cansancio y no voy a mover ni un dedo para organizar nada. Pero claro, nunca se sabe quién te puede llamar a última hora para proponerte una de tus actividades preferidas: cambiar planes e improvisar...






divendres, 20 de juliol de 2012

hELp!!




Días perros. Relojes encallados. Dormir en la cama, dormir en la playa. Helados y carne por doquier. Inactividad. La semana que viene necesito escaparme de la ciudad. Calor veraniega, por fin. He empezado Treme, y tiene buena pinta. Hablé con teléfono con E-Platónica y se iba a Alacant. Seguramente nos veamos el lunes. Tengo ganas, la verdad es esa. 10 minutos de risas telefónicas son suficientes para reinyectármela en vena. Anoche vi a La Chavala De La Peca, y me presentó a una amiga suya muy maja y que me recordaba un poco a otra dEsoRdeNada. Y admito que cuando se puso a hablar en francés me puso muy tonto. Siempre me ha pasado una cosa curiosa con el francés (el idioma...): en boca de las mujeres, me resulta súper sexy; y en boca de los hombres, me resulta ridículo y me repele (seguía hablando del idioma...). Intentar quedar con 40.000 personas distintas para salir esta noche, y que esté todo el mundo fuera de vacaciones. ¿Pero no estábamos de austeridad y crisis? Tenía muchas ganas de salir a bailar hoy, la verdad, y pinta a noche de peli y sofá. Deprimente realidad. Escribir mucho, y leer poco. Creo que me voy al balcón a la fresca a variar esa tendencia. Veremos si con Nick Cave o si con Amanitti. Y a esperar un milagro que me saque de casa esta noche...






dimecres, 18 de juliol de 2012

RubY TuESdAyS





Gracias, Spotify. Me acababa de actualizar la última versión, y se ha colgado a la segunda canción. No sólo no lo he podido volver a abrir, sino que, minutos después, también se me ha cerrado Safari. Muchas, muchas gracias. Cagonlap... en fin, a ver si una vez reiniciado todo, no da más por la retaguardia.

Si fuera un día de la semana, no me gustaría ser martes. No sé, me parece un día así como del montón, sin demasiada gracia, no? Probablemente el más gris, junto al miércoles. Al lunes al menos la gente lo odia, que siempre es mejor que la indiferencia. El domingo también suele provocar una mezcla de gusto y rechazo, por aquello de ser un día tonto y de tiendas cerradas. Los viernes y sábados son mis días preferidos, porqué suelo tener fiesta del trabajo, y suelo salir de juerga hasta más tarde. El jueves también me gusta, porqué es día de jugar a fútbol y de noche ya hay ambiente. Pero los martes y miércoles... aparte de que a veces hay Champions, o del martes y 13, no acabo de encontrarles la gracia a estos dos días...

Aún así, en vacaciones todo es diferente, porqué los días pierden su jerarquía habitual y se democratizan. Todos los días tienen el mismo valor y puedes hacer lo que quieras, sin horarios ni presiones. Y eso está muy bien. Por ejemplo, un martes como hoy, puedes levantarte a las 2 de la tarde, comer casi a las 4, y largarte a la playita a las 5. Estarte una horita y media como un lagarto al sol escuchando música dEsoRdeNada y cantando y bailando solo estirado en la toalla. Irte a casa, pegarte una duchita, y bajarte a hacer unas cervezas con L de Lesbiana. Cenar, y cerrar la persiana con mucho mejor sabor de boca que un vulgar martes normal, mientras se acumulan los planes para los próximos días.

Algo que también me gusta de las vacaciones es abandonar mi habitual tono Iniesta y coger algo de colorete. A ver, no soy ningún loco de tomar el sol ni de ponerme moreno tostao, pero en general me suelen gustar las pieles algo más morenas. Me resultan más sexys, y de aspecto más saludable/apetecible. Y en mi caso, hace que la barba no se vea tan 'sucia'. No, no digo que lleve sucia la barba; pero con la piel blanca, mi barba morena queda más fea. De hecho, me estoy planteando afeitármela, pero esas cosas sólo las suelo hacer cuando me da el venazo. Quizás me venga mañana, o quizás de aquí a 8 meses.

Por lo demás, mi jefe me ha enviado un sms diciéndome que parece que hay proyecto en la empresa para la temporada que viene, pero que hasta el día 27 no nos podrá confirmar nada. A 4 días de que se me acaben las vacaciones... y el contrato. Pues nada, oye; que si quieren, que apuren un poco más, y me llamen el 1 de agosto de buena mañana, y me digan: "entras de aquí a 1 hora" o bien "puedes seguir durmiendo. Ya no hace falta que vengas más". Manda cojones...

Y no sé si L de Lesbiana tenía un mal día o qué, pero ha hecho una cosa que me molesta un poco. Bueno, tampoco es que me moleste, pero no lo acabo de entender: ella te explica sus cosas, tú te interesas por ella y le preguntas que si esto que si lo otro, pero en cambio, ella no te pregunta por tus cosas. Yo en esos casos, paso de explicar nada. No sé, si no detecto un interés mutuo, me quedo mis cosas para mi y ya se las explicaré a alguien que me demuestre más empatía, no? Tampoco es que me joda ni me enfade, eh? Pero a veces no acabo de comprender ciertas actitudes. No sé si será egoísmo, falta de interés, o simplemente eso, un mal día. Porqué es cierto que ha llegado bastante cruzada por temas de curro. En fin. Esta chica unos días me encanta y otros me deja más frío que una sepia de La Sirena...

Y nada, que antes de cerrar la paradita por hoy, quería compartir mi último descubrimiento, a ver qué os parecen...






dimarts, 17 de juliol de 2012

dE NoChe, tAn a GuSTitO...




Hay muchas cosas de mi que siguen sin gustarme, y otras de las que me siento orgulloso. Entre estas últimas, el poder dormir a pierna suelta con una excavadora del tamaño de un diplodocus removiendo tierra debajo de casa de buena mañana. Dormir, aparte de un gran placer, es una de mis mayores habilidades. Puedo hacerlo en muchas circunstancias y lugares, incluído cualquier tipo de transporte público, por muy pequeño e incómodo que sea el asiento. Y otra de las particularidades de mi arte durmiente es que me gusta más hacerlo por la mañana, y dejar la noche para las cosas interesantes de la vida (entiéndase escribir, leer, escuchar música, ver pelis, pasear, salir, tener conversaciones interesantes, beber, bailar y/o, en la medida de lo posible, follar. Lo de amar ya lo doy casi por imposible...). Por ello, adoro las vacaciones, por esa libertad total de horarios vitales que me da. Y también por ello, daría lo que fuera para mantener mis horarios de este último año (cosa que implicaría que mantengo el curro, y las tareas actuales que me toca hacer, que ya me parecen bien). Pero habrá que darle tiempo al tiempo, mientras me siguen llegando noticias realmente sorprendentes...

Mientras no me decida por mirarme alguna escapadita para estas dos semanitas que me quedan de vacaciones, estos próximos días quiero reactivar la agenda y quedar con gente. Y también tengo un mono terrible de jugar a fútbol. Necesito vida a mi alrededor, y sentir que pasan cosas. Esa es una constante vital. Sentir que la vida late con fuerza y pegarle una patada a las rutinas que intentan asfixiarnos como gotas malayas. Antes me preguntaba mentalmente a mi mismo si pegarle un toque a E-Platónica o no. Desde que me pegó plantón para mi cumpleaños, ha intentado ponerse en contacto conmigo dos veces: la primera, pasé de contestarle; y la segunda lo hice sin demasiado entusiasmo. Supongo que tengo ganas de verla y decirle que me jodió su plantón, pero me gustaría que fuera ella la que quisiera provocar el encuentro. La verdad es que me jode que no insista. Y aquí podéis ver una parte mía bastante femenina, en cuanto a modus operandi. Mira que a veces soy simple, pero otras, mi cabeza es demasiado tía. Maldito dEsoRdeN...

Tras pegarme el habitual hartón de chocolate de madrugada, hace un ratito me ha venido el antojo de un Tranchette. Ya puestos, han sido dos. Y me ha venido un deja vu de sabor de aquellos sensacionales Quesitos Mio que comía en la infancia. ¿Sabéis cuáles son? Eran como una especie de 'La Vaca Que Ríe', pero cuadrados, y estaban riquísimos. Me acuerdo perfectamente de mis escapadas furtivas a la nevera cuando mis padres no me veían, para comerme Quesitos Mio a escondidas (o también Nocilla a cucharadas. Joder, qué placer!). Quizás ahora los que no me conocéis me estéis imaginando gordo y rebosando grasa, pero todo lo contrario. Otro de los milagros de mi metabolismo dEsoRdeNado es que, por mucho que zampe como un animal, me quedo igual de delgado y canijo. Quizás un día me explote el estómago y se me salga el intestino por la boca, pero mientras no llegue ese día, seguiré con mi anarquía gastronómica...

Normalmente en verano me entra también un hambre terrible de leer libros. Salir al balconcito a la fresca bien entrada la tarde (lo que en mi tierra llamamos 'vespre', vamos...) es un gran placer. Pero este año no me ha venido ese tradicional ataque. Quizás sea por este verano tan poco verano, climáticamente hablando. Salvo una o dos semanitas puntuales, en diSoRderLand no está haciendo el calor sofocante de cada año, e incluso hay momentos que hace fresquito. Yo sigo durmiendo tapado y con las ventanas cerradas todas las noches, y eso no es muy normal. Luego llegará el otoño y hará un calor de playa, ya veréis. Y a todo esto, Thom Yorke me canta al oído con esa voz que transmite tantísimo. Y aunque hay canciones de sus épocas más recientes que me ponen la piel de gallina, creo que no cambio por nada del mundo la garra y el músculo de las guitarras de 'Pablo Honey' y 'The Bends'. Oh, qué puta maravilla...





dilluns, 16 de juliol de 2012

dEsoRdeNoak LiVe 2012





Coche arriba. Comida en Tudela. Conatos de problemas técnicos, pero llegamos a Bilbo derrapando. Charlar con Jon Spencer y que se quede flipado con tu Holga. Reencuentros, primeros conciertos y primeras cervezas. Un poco de Maccabees por aquí, un poco de Habitación Roja por allá, los sosainas de Snow Patrol, la excitación habitual de la Blues Explosion... encuentros con Bloc Party, y los pesaos de The Cure lo vuelven a hacer: el mismo coñazo que en el Primavera, pero encima empezando con una hora y cuarto de retraso. En la 2ª hora, y muertos de frío, les enviamos a tomar por culo y nos vamos a dormir, maldiciendo a Robert Smith por 2ª vez en poco más de un mes.



Dormir con avaricia. Pintxos en el casco viejo. Voy zombie. Ascensión a Kobetamendi. Agradable sorpresa local con los Zea Mays. Notable concierto de Noah & The Whale, aunque las pantallas estén a punto de salir volando por el viento. Notable alto de Mumford & Sons, con primeros ataques de euforia musical. Yo quiero unas gafas de sol blancas, pero me quedo sin ellas. Los Kooks molan. Cena-encuentro con las amigas de R. Yo me meto en el meollo para ver a Radiohead bajo la fina lluvia. No soporto la voz del cantante, pero Vetusta Morla se cascan un intenso bolo para cerrar la jornada, aunque el tipo grite 'Gabon Donosti'. Por mucho festival de modernas que sea el festival, estamos tan muertos que en nuestra cabeza sólo hay espacio para una idea: dormir. 



Dormir con avaricia, parte 2. Comida y paseo en Getxo. Bollos de mantequilla en Zurikalday. Siestas al sol, y vuelta al monte de la música. Los Corizonas se lo curran, pero vamos a por Eli Paperboy Reed. Conciertazo y pedazo de voz, aunque echamos a faltar la sección de vientos. The View son resultones, y el guitarra lleva la camiseta del Athletic. Soy el único de los 3 a quien le gusta el bolo de Glasvegas. Llamada de Basquita Durango para quedar el domingo. Keane son aburridotes. Todo lo contrario que Garbage, que nos hace bailar y saltar incluso cuando se cae el sonido y la banda sigue tocando en silencio. Shirley Manson sigue teniendo un morbo descomunal. Con Sum 41 ya estamos de fiesta. Camelarte a una chica de los tickets y que te dé 15 al precio de 8. Convencer a Colega Malafolla para quedarnos un rato a darlo todo en las carpas, y que se nos hagan las 7 y media de la mañana y se vaya cabreado con nosotros. Murcianas que se llaman Marigel, casaderas algo despenduladas, y una rubia muy guapa que te viene a buscar para bailar. La incomparable sensación del dEsoRdeN a todo ritmo y las noches que acaban de día.



Dormir con avaricia, pero menos, parte 3. Despertar habiéndote dejado la voz en algún rincón de Kobetamendi. Pagarle a la abuela del hostal en negro, "porqué es mejor que con tarjeta". Al final no hay manera de quedar con Basquita Durango, y nos vamos a comer a Vitoria-Gasteiz. Emprender la vuelta de tarde, y que el coche siga haciendo sonidos extraños. Que empiece a salir humo blanco y a perder un líquido indeterminado. 10 minutos de reposo, y parece revivir. Seguir adelante con los dedos cruzados, y que el coche acabe diciendo basta en tierras aragonesas en medio de la nada. Grúa y taxi-furgona Mercedes de lujo hasta casa. Al bajar, una chica espectacular nos mira y señala diciéndole algo al novio, como si fuéramos estrellas de rock. Es medianoche, y sólo quiero cenar algo y pensar que han estado bien 4 días de aislarse de incertezas laborales, mediocridades políticas, desganas sentimentales y todo lo que fuera más allá de la música y las montañas de Bizkaia...






dijous, 12 de juliol de 2012

rAjOy diMiSióN!!






Pues sí, amiguitos. Si a alguien le quedaba alguna duda, hoy se la han quitado con la contundencia de un golpe de porra. Todos estos hijos de puta nos han declarado la guerra. La guerra a la democracia, a la gente de la calle y a la justicia social. Con la complicidad y el poder que les otorgaron los 10.830.693 gilipollas que les votaron; con la desvergüenza, la alevosía y la falta de escrúpulos propias de su carácter clasista, mentiroso y corrupto; con la impunidad del clima de terror que están generando, a base de recortes y porras; con el servilismo de medios de comunicación que actúan y manipulan de idéntica manera que el ministerio de propaganda de mr. Goebbels; con la desesperación de ser unas marionetas al servicio del capital (el mismo capital que ha provocado esta situación realmente alarmante y que pretende que paguemos los pringados de siempre); y con la preocupante permisividad de todos nosotros, que estamos dejando que se carguen de un plumazo décadas y décadas de luchas por conseguir toda una serie de derechos sociales sobre los que se están meando, cagando y vomitando. No sé, quizás iría siendo hora que pasemos todos a la acción y que luchemos por recuperar lo que nos quieren robar por la puta cara, no...?







dimecres, 11 de juliol de 2012

eL MuNdO eS Un VáteR





Siguen los días raros. Hoy, por sorpresa, y cambiando totalmente de discurso respecto a 3 días antes, mi empresa ha pegado una escabechina en que se ha pulido a buena parte de los pesos pesados de la plantilla. Ni estando de vacaciones puede uno desconectar ni estar tranquilo. Ante la falta de noticias propias, yo sigo con mi política de optimismo vital, pero hay cosas que ni a mi me dejan indiferente. Han sido gratificantes los mensajes de interés y ánimos, pero supongo que sería mejor no tener que recibirlos. Y me jode especialmente por un compañero más próximo al que le han pegado una buena puñalada. He hablado con él por teléfono y estaba jodido, como no podía ser de otra manera. Supongo que lo de los escrúpulos son algo ajeno a este país de chorizos, aposentados y sinvergüenzas. Quizás si todos hiciéramos como los mineros que llenan Madrid a estas horas, las cosas podrían ser diferentes...

...y ya que hablaba de sinvergüenzas, los amigos de Renfe se me han quedado la mitad de la pasta del billete que he anulado para Bilbao. A más de 2 días para el teórico viaje. Putos caraduras. Me dan ganas de ir mañana a la estación y robar algo por el importe que se me han quedado. Quien roba a un ladrón... ya me he preparado mis encuentros en el BBK, pero sigo sin poder colocar las entradas para Love Of Lesbian del jueves. O lo hago mañana o me las como con patatas. El cambio de planes me va a salir caro, lo cual refuerza mi teoría que es mejor improvisar que hacer planes que luego saltan por los aires. Los planes siempre saltan por los aires, y nunca nada pasa como uno se lo imagina. Para bien, o para mal...

Tengo el balcón lleno de polvo de las obras del solar de delante. Lo bueno es que como estos días hace fresquito por la noche, puedo dormir con la ventana cerrada, y por mucha excavadora o grúa que haya, casi ni me entero. Siempre digo lo mismo, pero uno de los mayores piropos que me han echado nunca me lo dijo un colega, cuando me definió como "un profesional del sueño". Dormir es una de las cosas que se me da mejor en la vida, no hay duda.

Lo mejor del día ha sido ver a mis padres y tener la sensación de que los fantasmas de los últimos días quizás no tuvieran razón de ser. Parece que mi abuelo también anda algo mejor, y quieras o no, eso también alivia. Cuando ya me iba, ha reventado una cañería por el patio interior, y aquello parecía una catarata. Por suerte, parece que tampoco nada muy muy grave, pero sí aparatoso. Al volver me apetecía pasear. Me encanta hacerlo, sobretodo de noche, cuando hay poca gente y parece que las calles sean tuyas. Y mucho mejor con un disco nocturno en el Ipod. Porqué hay discos diurnos y otros nocturnos, y es importante saber elegir bien en cada momento cuál es el más adecuado, y al que le vas a sacar más rendimiento emocional. A mi ahora mismo me apetecía escuchar esto, pensando en bellezas imaginarias...







dimarts, 10 de juliol de 2012

eL muNdO vS. dEsoRdeN (cAPíTuLo 1.893)





Nubes y claros en la azotea. Cambio climático mental, y no sabes qué ponerte para salir a la calle. A veces te gustaría poderte cambiar el cerebro. O el alma. O cambiar de realidad y vivir en otra donde las cosas puedan ser como uno quiera, a ver qué tal debe ser eso. Bailes de máscaras desconcertantes. Balances del día que no tienen nada que ver con el cierre de ayer. Mi madre está rara, y veo fantasmas. Dos entradas por revender y un billete de tren que anular. Hotel en Amurrio, y todavía gracias. Basquita Durango tiene exámenes y no podrá venir. A L de Lesbiana no le dan fiesta en el curro y tampoco. Excavadoras y cimientos en el solar de delante de casa confirman que empieza una tortura de meses que amenaza con robarme la luz del diSoRder's Palace. Compras de rebajas y una cortina nueva que hacía meses necesitaba cambiar. Sentirte solo entre amigos y preguntarte por qué te ha tocado ser así. Escuchar discos prohibidos para la masa hasta de aquí a unos meses y sentir deseos enormes de compartirlos. Pero ha sido un día tan y tan extraño que ni tan siquiera las guitarras sexuales de la Blues Explosion ni mi cita cara a cara con ellos de aquí a 3 días logran que me vaya a dormir con buen sabor de boca...




*PD: Por cierto, si a alguien le interesan 2 entradas para el concierto de Love Of Lesbian de este jueves en el Poble Espanyol de Barcelona, que me lo diga a la de YA (aquí o en el mail) o que calle para siempre...



diumenge, 8 de juliol de 2012

LaZy SuNdAyS




El mayor gustazo de las vacaciones es ignorar al reloj hasta la humillación. Lo peor, la preparación de los viajes. No soporto tener que buscar billetes, hoteles, etc. Siempre te queda la sensación de que estás haciendo el primo: "si pillo hoy el billete, ya verás cómo mañana estará a la mitad de precio"; "si pillo este hotel a este precio, luego resultará que en la calle de al lado habrá otro que costará la mitad"; "cagonlaputa, ayer el avión costaba 3 veces menos que hoy", etc, etc., etc. He estado 3 días mareando la perdiz con el billete a Bilbao (ya lo tengo, y tendré que coger un tren... a las 7:30h de la mañana!! aaaaahhhhh!! Suerte que no tengo problemas para dormir en cualquier tipo de transporte y me pienso pasar las 6 horas de viaje sobando). Ahora mi mayor drama es encontrar alojamiento. Con el tema del festival, no hay plazas en 40 kilómetros a la redonda, y llevamos desde ayer rastreando a ver si encontramos algo digno y cercano (si fuese en el mismo Bilbo ya sería la remonda). He tirado cables para ver si Basquita Durango sabe de algo, pero por ahora no me ha contestado. Sobra decir que si por aquellas casualidades de la vida sabéis de alguien que pudiera cedernos habitaciones para 3 para las noches del jueves (bueno, esa primera noche sólo para 2), viernes y sábado, el cable sería bienvenido. Lo sé, ya nos vale habernos esperado hasta tan tarde para buscar alojamiento. Pero entre que estábamos pendientes de poder ir o no y no lo supimos hasta el viernes, y que seríamos más bien discípulos de la pachorra, pues esto es lo que hay...

A todo esto, voy recuperando sensaciones anímicas. Las vacaciones sientan bien y ayudan, está claro. Quiero aprovechar estos días para ver a gente que hace tiempo que no veo, como hice el viernes con G Cinéfila, o anoche con compañías florales de vuelta al Medelow. Cambios, ponerse al día, y como comentábamos respecto a otros casos, tener la sensación de que por mucho tiempo que pase, todo sigue igual. Bailar, reír, beber... adoro la noche, y las situaciones que genera. Con personas conocidas o desconocidas. Con intenciones de diversión fugaz, o de compañía indeterminada en el tiempo y espacio. Con tonteos inconsistentes con chicas de 19, o con cuarentonas que te llaman guapo y bailan muy arrambadas, pero se piensan que tienes 10 años menos de los que tienes. Lo que cuenta es reír y olvidar la triste realidad que nos rodea. Si encima encuentras a alguien especial ya es la monda, pero eso es como jugar a los Euromillones. Todos le ponemos mucha ilusión, pero en el 99% de los casos, como mucho pillamos pequeños premios que nos animan a seguir jugando. Pero no cambio por nada del mundo la excitación y la incerteza de las noches eternas, y los días no vividos. Hoy el mío ha empezado casi a las 16h., y esa es la manera más provechosa que le encuentro. Adoro dormir de día, soñar de noche, y flotar en tardes etéreas donde dejar pasar los minutos como arena de playa entre los dedos...






dissabte, 7 de juliol de 2012

bAtteRieS ReChARgEd




Ay, qué bien sientan 4 días fuera! Al margen de picadas de mosquitos asesinos, distensión muscular en el brazo, la tormenta de ayer tarde-noche, y que en Roses había menos ambiente que en la hora de la siesta de un geriátrico, todo lo demás muy bien. Cabeza aireada, muchas risas, algo de playita, mucho de orgías gastronómicas, descubrir el futgolf, visitas a Cadaqués, Port Lligat o el Cap de Creus, salir todas las noches (huyendo de Roses, claro), mi primera fiesta de la espuma, bailes con morenazas a pares, faena incompleta con la chica de Dortmund, los juegos con chicas al borde de la ilegalidad, o hasta encontrarte de fiesta con el presidente del Barça y que te reconozca, arrastrando mucho las palabras y con un lamparón en el jersey. Ha estado bien. Próxima estación vacacional: fiesta, playa y perreo unos días en diSoRderLand (sin descartar todavía escapadita mañana al Cruïlla a ver a los Specials y a Sharon Jones). Y hacer equilibrios para compatibilizar concierto de Love Of Lesbian en la incomparable compañía de La Nena Imantada, con el festival BBK de Bilbao (y yo todavía sin hotel ni billete...) y encargos que tendré que hacer allí. Y a ver si puedo hacer unas cañitas con Basquita Durango, que desde que se volvió para su tierra no nos hemos vuelto a ver. Y enmedio de esta espiral de nueva euforia recién estrenada, hoy nos hemos ido con G Cinéfila a ver una bella historia de amor infantil: 'Moonrise Kingdom'. Una delicia muy recomendable, a medio camino entre 'Donde Viven Los Monstruos' y 'Malditos Bastardos'. I'm back, babies; I'm back...





dimarts, 3 de juliol de 2012

pArénTeSis dEsoRdeNado




Mañana me largo a la Costa Brava, y la verdad es que necesito unos días de escapar de la ciudad y la realidad actual. Tengo un tono bajo últimamente. Será el desgaste psicológico de la temporada laboral, el futuro incierto, o la posibilidad de cambios tras un año ideal en cuanto a horarios y tareas. Firmaría seguir exactamente igual al menos un añito más. Las historias familiares de salud tampoco ayudan a estar como unas castañuelas, y aunque siempre he ido muy a la mía en estos temas, uno tampoco es de piedra. Los reveses de los últimos meses le están haciendo renacer a mi padre su vena artística. Vuelve con la poesía que tenía aparcada hacía años, y me las pasa para que se las corrija (escribe en catalán, y como en su día los putos franquistas le robaron la posibilidad de aprender su lengua materna, necesita ayuda. Cuando hoy veía fotos de las celebraciones de La Roja con banderas con el pollo y la cruz gamada me han dado ganas de vomitar y de cometer actos que me llevarían directamente a prisión. Putos gilipollas ignorantes de mierda...). El tema es que hoy mi padre me ha enseñado un poema que le ha escrito a mi abuelo (su padre), y se me han puesto los ojos vidriosos. Y otra vez he tenido esta maldita sensación que me persigue últimamente de cierta angustia por el paso del tiempo. No por mi, sino básicamente por mis padres. Me va a costar mucho aceptar que poco a poco se van a ir haciendo mayores y más dependientes, cuando toda mi vida les he visto jóvenes y vitales. Cuando me tuvieron, mi madre tenía 21 años y mi padre 24. Así que la diferencia de edad es relativamente corta. Y se me hace un nudo en la garganta sólo de pensar en según qué cosas. Hacía muchísimo que no me pasaba, pero en la adolescencia tenía flashes de pensamientos funestos sobre mis padres. Quizás era el miedo a que les ocurriera algo malo. Pero lo pasaba mal cuando se iban con el coche por ahí y llegaban más tarde de lo previsto. En mi adolescencia no había teléfonos móviles, aunque parezca mentira. El mundo ha cambiado muchísimo en pocos años. Ya he escrito alguna vez que mis padres son lo que más me quiero en este mundo, y son las dos únicas personas del universo por las que haría lo que hiciera falta. Ninguna más. Cansa ver cómo los esfuerzos que haces por algunas personas son ignorados, y cada vez da más pereza hacer esfuerzos por nadie. Sean esfuerzos de una noche o esfuerzos a medio/largo plazo.  Cuando veo a gente que parece tener pareja con la facilidad que tengo yo para salir de noche, me pregunto qué narices hacen, o qué motos venden. Quizás el tema sea que a mi no me gustan las motos. O que no tengo paciencia. O que me gusta demasiado mi independencia, y pido demasiado para renunciar a ella. Qué sé yo. Echar de menos lo que no se tiene, e ignorar y no valorar lo que está a tu alcance. La eterna historia de la humanidad...






dilluns, 2 de juliol de 2012

La RoJa Me La tRAe fLojA



No hay duda de que vivimos en un país muy extraño. Será por eso que hace frío y llueve a cántaros el 2 de julio, mientras no tan lejos de diSoRderLand se quema medio País Valencià. Y el presidente del gobierno estatal a miles de kilómetros en un partido de fútbol, mientras los bomberos no pueden controlar el fuego, por culpa en buena parte de los recortes y despidos llevados a cabo por el partido político del presidente. Surrealista, cuanto menos, por no empezar a decir unos cuantos insultos dedicados a ese mediocre estúpido irresponsable. Será por esta esquizofrenia colectiva y los montones de fantasmas del pasado, que mientras una parte del país celebra como descosidos el histórico triunfo deportivo, otros se cagan en la madre que parió a los primeros, y un tercer grupo de gente en el que me incluyo se queda absolutamente indiferente. No es nada buscado ni preconcebido. Es, simplemente, lo que siento, ni más ni menos. Ya sabéis que me pirra el fútbol, pero ni puedo ni quiero intentar moldear mis sentimientos. Son como son, y así los quiero y acepto...

La relación con la selección española a lo largo de mi vida ha sido una montaña rusa de amores, odios e indiferencias. De niño, iba con España porqué ni me paraba a pensar en nada que fuera más allá de esos 22 tíos corriendo detrás de un balón. A esas edades, mis únicas preocupaciones eran que Papa Noel me trajera un Subbuteo y que el bocata de la merienda que me había hecho mi abuela fuera de Nocilla. En la adolescencia, cuando uno ya empieza a tener más conciencia de las cosas pero también es más moldeable por su entorno inmediato, quería con todas mi fuerzas que España perdiese. Todo por puro rechazo, y fruto de las ideas políticas que uno sentía en aquél momento, claramente influenciado por amigos de ideologías más extremas. Al crecer, ya con una personalidad mucho más formada y empezando a diferenciar ideas de sentimientos, entré en una fase más moderada. En los últimos años, con la presencia mayoritaria de jugadores catalanes y/o del Barça, un modelo de juego atractivo y copiado directamente del Barça, y también por la empatía que he sentido siempre con los perdedores (hace sólo 4 años España seguía siendo la eterna aspirante que siempre caía en cuartos de final, no lo olvidemos), prefería que ganasen, aunque tampoco me fuera la vida con ello. Y en esta Euro2012, una vez ya ganados Eurocopa 2008 y Mundial 2010, con el contexto social, político y económico que nos rodea y aprieta, y tras las muchísimas hostilidades que he sentido en los últimos años por el simple hecho de haber nacido donde nací, mi pasotismo hacia La Roja ha sido total. He visto los partidos igual que he visto los de Ucrania, Polonia o República Checa. Mi nivel de nerviosismo en ellos ha sido cero. Y aunque hubiera preferido que no ganase (me sobra bastante el nivel de caspa, incultura y horterismo que gira alrededor de este equipo), tampoco me supone ningún trauma la victoria. Lo celebro por mis amigos que sienten esos colores (sinceramente, me dan envidia sana por poder disfrutar y sufrir intensamente con una selección que sienten suya); lo celebro también porqué me parece una buena noticia que en el fútbol (y en la vida) triunfen las apuestas valientes como la de esta selección (el meneo de esta noche a Italia ha sido de quitarse el sombrero); pero a nivel sentimental o emocional, me deja igual de frío que un triunfo de Camboya en la Copa Asia. Y eso es algo muy generalizado en muchas partes de este extraño y decadente país. Sólo es fútbol, sí, pero no me suenan muchos casos en que una parte importante de un país no se sienta identificada con el mismo. Me parece una interesante reflexión (extrapolable a otros ámbitos) que quizás deberían hacerse (si de verdad les interesase) aquellos cuya única preocupación hoy era salir en la foto junto al trofeo, mientras se les quemaba medio país, se estrenaba el copago de medicamentos, o las tasas de paro y de chorizos en la calle seguían a niveles escandalosamente altos...

PD: Y sin duda, la noticia de la noche que me hace inmensamente feliz es... QUE YA ESTOY DE VACACIONES!!!! Yuuuujjuuuu!!! (aunque siga sin saber si tengo que volver en un mes o no...)



*No pongáis esa cara: ¿acaso todavía no sabéis que Madonna fue ídolo y mito erótico de mi adolescencia?